Host acoge el mundo del té, con un área creada aposta, a fin de responder a las continuas demandas del mercado, no solo internacional sino también doméstico.
El té forma parte de la vida diaria de pueblos enteros y cada país tiene su propia forma de prepararlo y tomarlo. Se asocia con un estilo de vida sano, y ocupa un lugar cada vez más importante también en espacios dedicados al bienestar. En unos casos, se convierte en un ritual, una ceremonia refinada, una ocasión aglutinadora. De los Salones de Té a los bares, pasando por pastelerías, restaurantes, hoteles, complejos turísticos y balnearios: su uso ya abarca todo el sector ho.re.ca.

Host le dedica a este negocio toda una sección protagonizada por las empresas productoras de té, máquinas para su procesamiento, equipos y provisiones para servirlo, esencias  y jarabes.
La sección se conecta sinérgicamente con la de café.